El ICOMME lamenta la falta de previsión de INGESA a lo largo de los años para fortalecer la plantilla de médicos y rejuvenecerla

El ICOMME lamenta la falta de previsión de INGESA a lo largo de los años para fortalecer la plantilla de médicos y rejuvenecerla

julio 13, 2022
SITUACION-MEDICA-1200x848.png
  • El 45 por ciento de los médicos de Atención Primaria supera los 60 años, mientras que en el Hospital Comarcal el porcentaje se sitúa en el 30 por ciento

  • En Melilla hay 8 facultativos reenganchados, que han superado la edad de jubilación y continúan trabajando

  • Otro dato a tener en cuenta es de los traslados, puesto que al menos 9 galenos han solicitado su incorporación al Sistema Andaluz de Salud

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla cuestiona la mala gestión de personal del INGESA y lamenta su falta de previsión a lo largo de los últimos años. No ha sabido fortalecer la plantilla de médicos y tampoco rejuvenecerla. Hay un alto porcentaje de facultativos que está cerca de la jubilación, tanto en el Hospital Comarcal como en Atención Primaria. Dato más que preocupante al que hay que sumar la fuga de talento, puesto que al menos nueve profesionales han solicitado su traslado al Servicio Andaluz de Salud.

Las plantillas de los facultativos están cada vez más envejecidas. Cuestión que se une a que la curva de crecimiento de médicos colegiados en Melilla se ha invertido. En junio la cifra había caído hasta 270. Lo denunciamos hace apenas dos semanas y obtuvimos, una vez más, la callada por respuesta del Instituto de Gestión Sanitaria, único responsable de la dotación de recursos humanos en la sanidad melillense y ceutí. Sí salió a contestar el PSOE de Melilla en defensa del INGESA. Agradecemos el interés, aunque no compartimos los razonamientos expuestos basándose en “la reducción de la temporalidad”. Y, sobre todo, subrayamos que no es una cuestión de partidos, es una cuestión de Estado. Es el Gobierno Central quien debe garantizar la mejor sanidad pública a los melillenses y no lo ha hecho durante los últimos años, independientemente del color político de Moncloa.

Las estadísticas son frías, pero reales y en Melilla son preocupantes: plantillas envejecidas y médicos jóvenes o de mediana edad que quieren irse, entre otras razones por la excesiva carga de trabajo en algunos servicios o la consabida penalización por exclusividad.

Los datos hablan por sí solos. Hay 35 médicos en Atención Primaria y 16 de ellos están por encima de los 60 años, y 4 de estos incluso están reenganchados al superar la edad de jubilación. El 45 por ciento de los médicos de Atención Primaria es mayor de 60 años.

En el Centro de Salud de Cabrerizas, de los 11 médicos de plantilla, 3 están por encima de los 60 años y otros 4 superan los 50 años. En Zona Centro hay 9 facultativos: 2 son mayores de 65 años y se han reenganchado, otros 2 ya han cumplido los 60 y hay 1 más por encima del medio siglo de vida. En General Polavieja la situación es similar: entre sus 9 médicos de familia 2 están reenganchados tras superar la edad de jubilación, otro a punto de jubilarse, 2 por encima de los 60 y otro rozando esa barrera. Y en Alfonso XIII se cuenta con 9 galenos: el más joven tiene 50 años, 3 superan los 60 años y los otros 3 se acercan.

En el Hospital Comarcal el porcentaje de médicos mayores de 60 años no llega al 45 por ciento de la Atención Primaria, pero roza el 30 por ciento y en algunos servicios la situación es alarmante. Hay alrededor de 115 médicos, y 34 de ellos están por encima de los 60 años. Hay más, 4 están reenganchados tras cumplir la edad de jubilación. Y hay otro facultativo que se jubilará de manera inmediata.

Pongamos algunos ejemplos. Empecemos por Oncología, que sólo cuenta con un facultativo y está reenganchado tras superar los 65 años. Dermatología también cuenta con un solo médico y es mayor de 60 años. Lo mismo ocurre en Rayos: un médico y cerca de la jubilación.

Hay dos otorrinos en el Comarcal y uno de ellos ya debería estar jubilado. En Urología hay 3 facultativos y 2 de ellos se jubilan. Sigamos, por ejemplo, con Cirugía General: con 6 médicos en plantilla, 3 están por encima de los 60 años. Y si nos fijamos en la UCI, de 7 médicos 4 se acercan a la jubilación. Preocupante también es la situación del Servicio de Urgencias: con 4 médicos mayores de 60 años y 8 mayores de 55 años.

Pero no sólo es la edad, también están los traslados. Hay al menos 9 médicos que han pedido traslado al SAS (Servicio Andaluz de Salud). De este total, 3 pertenecen a Pediatría y 2 son médicos jóvenes.

Para concluir, a estos datos hay que añadir otro de gran relevancia y repercusión sobre el sistema: los mayores de 55 años pueden renunciar a hacer guardias. En estos momentos, hay al menos 4 médicos que están ejerciendo este derecho y no entran, por lo tanto, en la rotación de guardias de su servicio.

Lazo negro

En memoria de las víctimas de la COVID-19 en España



Ilustre Colegio Oficial de Médicos





Ciudad Autónoma de Melilla

Ilustre Colegio Oficial de Médicos






ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA 2020



ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA 2020