Antonio Marín: “En el Día Mundial contra el Cáncer de Mama hay que dar un mensaje de total esperanza”

Antonio Marín: “En el Día Mundial contra el Cáncer de Mama hay que dar un mensaje de total esperanza”

octubre 19, 2022
DIA-MUNDIAL-CANCER-DE-MAMA-1200x675.png
  • El jefe de servicio de Tocoginecología del Hospital Comarcal subraya que “existen multitud de tratamientos hoy en día para resolverlo” y “poco a poco se va aumentando la supervivencia en las pacientes”

  • Insiste en la prevención, remarca que “no siempre hay que recurrir a la extirpación de la mama” y añade que “hay una quimioterapia mucho más efectiva y tratamientos radioterápicos mucho más selectivos”

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla entrevista hoy, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, al doctor Antonio Marín. El jefe de servicio de Tocoginecología del Hospital Comarcal traslada un mensaje positivo para abordar esta patología, expone los avances alcanzados y deja claro que esta enfermedad “hoy no significa muerte”.

PREGUNTA.- Este año se conmemora este día bajo el lema “Cerrar la brecha de atención”, ¿por qué?

RESPUESTA.-  Lo que trata de hacer ver es que hay que llamar la atención acerca de la brecha que existe, y las barreras que existen, que impiden que todos los pacientes del mundo tengan una atención similar en lo referente al cáncer. En función de los servicios sanitarios que prestan dicha atención de los distintos países, no todos los pacientes tienen el mismo acercamiento a poder ser tratado en lo referente al cáncer.

P.- A pesar de los avances médicos para combatir la enfermedad, hay que recordar que el mejor tratamiento continúa siendo la prevención, ¿no?

R.- Evidentemente. La prevención es fundamental y para conseguir una adecuada prevención desde el punto de vista de la propia paciente es importante reducir los riesgos que conlleva la aparición de dicho cáncer. ¿Qué puede hacer la paciente? Pues fundamentalmente tener unos hábitos de vida saludables. Sabemos que el alcohol tiene una relación importante con la aparición del cáncer y, por lo tanto, hay que reducir la ingesta de alcohol. El tabaquismo también puede favorecer la aparición de dicho cáncer. La actividad física también es fundamental porque ello conlleva también disminuir el grado de obesidad. Y todos estos factores son importantes a la hora de la prevención del cáncer. Evidentemente, también hay que seguir los consejos que emiten los médicos en el sentido de hacerse chequeos rutinarios de salud. La autoexploración de mamas es fundamental en todas las mujeres. Una vez al mes, coincidiendo al finalizar el periodo menstrual, pues debería realizar una exploración mamaria. También acudir a los chequeos en salud que los distintos servicios sanitarios recomiendan y hacerse las revisiones anuales pertinentes cuando avisan de que es conveniente hacerse una mamografía para prevenir la aparición de dicho cáncer o en los casos en los cuales aparece, pues detectarlo en los primeros estadios con lo cual tanto los tratamientos son menos agresivos como las posibilidades de supervivencia son mayores.

 

P.- ¿Cuáles son las técnicas básicas de autoexploración?

R.- Primero, ante todo, comprobar mensualmente si existe alguna modificación en el pecho que la mujer sea consciente, si existe secreción de algún líquido o sangre por el pezón, y luego una palpación. Y en esa palpación poner de manifiesto si existe algún nódulo en alguna zona de la mama y en ese caso, si así fuera, pues inmediatamente ponerlo en conocimiento de su médico para que adopte las medidas oportunas y pueda detectar si tiene relevancia o no dicha aparición.

P.- En cuánto a avances médicos, ¿en qué han mejorado los tratamientos?

R.- Los tratamientos han evolucionado considerablemente. Desde hace treinta años para acá han disminuido las cirugías agresivas que antiguamente se hacían. No siempre hay que recurrir a la extirpación de la mama, se hacen cirugías muchísimo más conservadoras y eso se debe a que se ha avanzado mucho en cuanto a la investigación y la puesta en funcionamiento de medicamentos mucho más modernos. Hay una quimioterapia mucho más efectiva, menos agresiva. Los tratamientos radioterápicos también son mucho más selectivos, menos agresivos que como eran anteriormente y todo ello conlleva que la cirugía que se requiere realizar, sobre todo en los estadios más precoces de la enfermedad, sea mucho menos agresiva con las repercusiones que puede tener. Tampoco siempre es necesario extirpar los ganglios linfáticos que existen en la axila y de esta forma evitar problemas secundarios como la aparición del linfedema y otra serie de patologías que son muy importantes en las pacientes a las cuales se les realiza.

P.- El cáncer de mama afecta en su mayoría a mujeres, sin embargo, también puede llegar a manifestarse en hombres. ¿La sociedad es consciente de ello?

R.- El hombre se preocupa relativamente poco de esta enfermedad. Primero, porque la repercusión que tiene el cáncer de mama no es igual en el hombre que en la mujer. En la mujer supone que el 16% de los cánceres que se diagnostican son cáncer de mama, en cambio en el hombre está muy por debajo del 1%. Ahora bien, esto conlleva que al no ser consciente de la importancia del cáncer de mama en el varón, pues la detección de dicho cáncer generalmente ocurre en estadios mucho más avanzados, con lo cual los tratamientos son bastante más agresivos. Es importante que el hombre tenga en cuenta que la aparición del cáncer de mama puede darse también en el varón.

P.- ¿Qué es más complicado tras recibir el diagnóstico, el tratamiento o asimilar la nueva situación?

R.- Todo va unido. En el momento que se diagnostica el cáncer de mama y se pone en conocimiento de la mujer que lo padece, generalmente entra en shock emocional. Entonces, el apoyo psicológico es fundamental. Hay que trasladar un mensaje de que, siguiendo las indicaciones, haciendo un buen diagnóstico, un diagnóstico lo más precoz posible, el cáncer de mama hoy no significa muerte. A principios de los años 80 el porcentaje de cánceres de mama en la mujer y la supervivencia, a los cinco años desde el diagnóstico, estaba en un 60-70 por ciento de casos. Hoy en día, haciendo un buen diagnóstico, nos encontramos que nos acercamos al 95% de posibilidades de supervivencia de la mujer a los cinco años desde que se diagnostica. Con lo cual, se ha avanzado enormemente y, por lo tanto, insistir en la importancia del diagnóstico lo más precoz posible en aquellos casos en que exista el cáncer de mama porque de esta forma la terapéutica y los tratamientos a emplear serán mucho menos agresivos y con mucho mejor resultado.

P.- Como bien señala, hoy puede ser un buen día para trasladar un mensaje de esperanza.

R.- El mensaje de esperanza debe ser total porque existen multitud de tratamientos hoy en día para resolverlo, tanto tratamientos quirúrgicos como tratamientos quimioterápicos, como una vía importante que se está investigando ahora y está dando resultados fantásticos que es la inmunoterapia. Se está investigando muchísimo invirtiendo muchísimo dinero en tratamientos radioterápicos menos agresivos, más selectivos, más enfocados al tumor exclusivamente de mama sin lesión de otros órganos. Y, por lo tanto, hay que dar un mensaje de total esperanza y de que poco a poco se va aumentando la supervivencia en las pacientes y llegará un momento en que pueda controlarse totalmente este tipo de patología.

Lazo negro

En memoria de las víctimas de la COVID-19 en España



Ilustre Colegio Oficial de Médicos





Ciudad Autónoma de Melilla

Ilustre Colegio Oficial de Médicos