Colegio Archives - Colegio Oficial de Médicos de Melilla

PREVENCION-COVID-080822-1200x675.png

agosto 8, 2022 ColegioNoticias

El pasado viernes se notificaban en Melilla 646 casos activos por COVID-19. En los últimos 14 días, se concretaba, se habían registrado 428 contagios y dos fallecidos. En esos momentos en el Hospital Comarcal se contabilizaban 14 pacientes ingresados con coronavirus, estando uno de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Melilla, además, sufre la mayor tasa de incidencia acumulada de toda España (876,15 casos por cada 100.000 habitantes), y eso que ha bajado cerca de 100 puntos. Hay que recordar que esta tasa se mide en mayores de 60 años y son estas personas, y los pacientes inmunodeprimidos, trasplantados o que tomen fármacos inmunodepresores, los que deben extremar sus medidas de prevención contra el COVID.

De todas formas, no es un dato exclusivo de Melilla. La Asociación Española de Vacunología ya ha manifestado que entre los 60 y los 80 años hay un importante colectivo de personas susceptibles de tener un perfil de riesgo a la hora de contraer complicaciones severas por la infección. Su resumen es que el factor de vulnerabilidad más claro que tiene el COVID es la edad. Y en este mes de julio ha quedado demostrado en los casos registrados en Melilla.

En el Hospital Comarcal los pacientes ingresados con COVID han sido personas mayores, sobre todo tras los brotes registrados en el Centro Asistencial de la Gota de Leche y en la Residencia de la Tercera Edad. Estos casos, hay que puntualizar, tan tenido poca repercusión clínica por el COVID, pues en la mayoría de ellos se trataba de pacientes que acababan ingresados por otras dolencias. Ahora están aumentando los ingresos de pacientes inmunodeprimidos, por ejemplo, personas trasplantadas o que están tomando algún tratamiento inmunodepresor por alguna enfermedad autoinmune. Con estos pacientes el COVID sí está siendo más grave, con evoluciones hacia neumonías, y se están utilizando nuevos fármacos, como el Sotrovimab, y se están obteniendo buenos resultados. Se trata de anticuerpos para gente que o no está vacunada o tiene ya pocos anticuerpos porque se vacunó hace tiempo o por la inmunodepresión no alcanza unos niveles protectores.

Con todo, hay que seguir protegiendo a las personas mayores. Por ello cobra más fuerza la posibilidad cada vez más evidente de inocular una cuarta dosis a este sector de la población. La Sociedad Española de Inmunología considera que debe reservarse a personas con factores de riesgo de enfermedad grave, como mayores de 80 años y pacientes con ciertas enfermedades o tratamientos que comprometan su respuesta inmunitaria. Y en este capítulo Melilla está a la cola del país.

Vacunación en personas mayores

Según el Ministerio de Sanidad, en su informe de población vacunada por grupos de edad en las comunidades autónomas, en Melilla hay un alto porcentaje de ciudadanos vacunados, pero las cifras disminuyen según aumenta la edad. Por ejemplo, de 50 a 59 años están vacunados el 93,3% de los melillenses; de 60 a 69 el porcentaje se sitúa en el 92,7%; desciende al 88,6% en los melillenses de 70 a 79 años; y se sitúa en el 81,9% entre la población de 80 o más años. Destaca sobre todo este último dato porque en casi todas las autonomías el porcentaje para este tramo de edad está en el 100%. Sólo Ceuta, con un 84,4% de vacunados en los mayores de 80, está cerca de las cifras de Melilla.

Por último, y con la incidencia actual, hay que recordar que los consejos básicos prevalecen: buena higiene de manos y mascarillas en sitios con mucha afluencia de gente. Y a esto se añadiría lo ya mencionado, las personas mayores y los pacientes inmunodeprimidos deben extremar aún más sus medidas de prevención.

 


SITUACION-MEDICA-1200x848.png

julio 13, 2022 ColegioNoticias
  • El 45 por ciento de los médicos de Atención Primaria supera los 60 años, mientras que en el Hospital Comarcal el porcentaje se sitúa en el 30 por ciento

  • En Melilla hay 8 facultativos reenganchados, que han superado la edad de jubilación y continúan trabajando

  • Otro dato a tener en cuenta es de los traslados, puesto que al menos 9 galenos han solicitado su incorporación al Sistema Andaluz de Salud

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla cuestiona la mala gestión de personal del INGESA y lamenta su falta de previsión a lo largo de los últimos años. No ha sabido fortalecer la plantilla de médicos y tampoco rejuvenecerla. Hay un alto porcentaje de facultativos que está cerca de la jubilación, tanto en el Hospital Comarcal como en Atención Primaria. Dato más que preocupante al que hay que sumar la fuga de talento, puesto que al menos nueve profesionales han solicitado su traslado al Servicio Andaluz de Salud.

Las plantillas de los facultativos están cada vez más envejecidas. Cuestión que se une a que la curva de crecimiento de médicos colegiados en Melilla se ha invertido. En junio la cifra había caído hasta 270. Lo denunciamos hace apenas dos semanas y obtuvimos, una vez más, la callada por respuesta del Instituto de Gestión Sanitaria, único responsable de la dotación de recursos humanos en la sanidad melillense y ceutí. Sí salió a contestar el PSOE de Melilla en defensa del INGESA. Agradecemos el interés, aunque no compartimos los razonamientos expuestos basándose en “la reducción de la temporalidad”. Y, sobre todo, subrayamos que no es una cuestión de partidos, es una cuestión de Estado. Es el Gobierno Central quien debe garantizar la mejor sanidad pública a los melillenses y no lo ha hecho durante los últimos años, independientemente del color político de Moncloa.

Las estadísticas son frías, pero reales y en Melilla son preocupantes: plantillas envejecidas y médicos jóvenes o de mediana edad que quieren irse, entre otras razones por la excesiva carga de trabajo en algunos servicios o la consabida penalización por exclusividad.

Los datos hablan por sí solos. Hay 35 médicos en Atención Primaria y 16 de ellos están por encima de los 60 años, y 4 de estos incluso están reenganchados al superar la edad de jubilación. El 45 por ciento de los médicos de Atención Primaria es mayor de 60 años.

En el Centro de Salud de Cabrerizas, de los 11 médicos de plantilla, 3 están por encima de los 60 años y otros 4 superan los 50 años. En Zona Centro hay 9 facultativos: 2 son mayores de 65 años y se han reenganchado, otros 2 ya han cumplido los 60 y hay 1 más por encima del medio siglo de vida. En General Polavieja la situación es similar: entre sus 9 médicos de familia 2 están reenganchados tras superar la edad de jubilación, otro a punto de jubilarse, 2 por encima de los 60 y otro rozando esa barrera. Y en Alfonso XIII se cuenta con 9 galenos: el más joven tiene 50 años, 3 superan los 60 años y los otros 3 se acercan.

En el Hospital Comarcal el porcentaje de médicos mayores de 60 años no llega al 45 por ciento de la Atención Primaria, pero roza el 30 por ciento y en algunos servicios la situación es alarmante. Hay alrededor de 115 médicos, y 34 de ellos están por encima de los 60 años. Hay más, 4 están reenganchados tras cumplir la edad de jubilación. Y hay otro facultativo que se jubilará de manera inmediata.

Pongamos algunos ejemplos. Empecemos por Oncología, que sólo cuenta con un facultativo y está reenganchado tras superar los 65 años. Dermatología también cuenta con un solo médico y es mayor de 60 años. Lo mismo ocurre en Rayos: un médico y cerca de la jubilación.

Hay dos otorrinos en el Comarcal y uno de ellos ya debería estar jubilado. En Urología hay 3 facultativos y 2 de ellos se jubilan. Sigamos, por ejemplo, con Cirugía General: con 6 médicos en plantilla, 3 están por encima de los 60 años. Y si nos fijamos en la UCI, de 7 médicos 4 se acercan a la jubilación. Preocupante también es la situación del Servicio de Urgencias: con 4 médicos mayores de 60 años y 8 mayores de 55 años.

Pero no sólo es la edad, también están los traslados. Hay al menos 9 médicos que han pedido traslado al SAS (Servicio Andaluz de Salud). De este total, 3 pertenecen a Pediatría y 2 son médicos jóvenes.

Para concluir, a estos datos hay que añadir otro de gran relevancia y repercusión sobre el sistema: los mayores de 55 años pueden renunciar a hacer guardias. En estos momentos, hay al menos 4 médicos que están ejerciendo este derecho y no entran, por lo tanto, en la rotación de guardias de su servicio.


2-1200x800.jpeg

julio 3, 2022 ColegioNoticias
  • El Colegio Oficial de Médicos de Melilla aprovechó el encuentro de anoche para rendir homenaje al radiólogo Mariano Remartínez

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla rindió ayer tributo a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Patrona de Sanidad. Lo hizo con una misa en la Iglesia del Sagrado Corazón, y posteriormente reunió a sus colegiados en el Complejo Quinto Pino.

El día de la Patrona fue el pasado lunes 27 de junio, pero los festejos se trasladaron al día de ayer y contaron con una nutrida participación, no sólo de los médicos, sino también de miembros de otros colegios profesionales como el de Enfermería u Odontología.

En la misa celebrada en el Sagrado Corazón se llevó a cabo la ofrenda a la Patrona a cargo de Santiago Villanueva, jefe de la UCI, Manuel Requena, en representación de Medicina Interna, y Beatriz Gutiérrez, jefa de Urgencias, en agradecimiento a la inmensa labor que estos profesionales y sus compañeros han desempeñado en la primera línea de batalla contra el Covid.

Al término de la ceremonia religiosa, los representantes del colectivo sanitario se dirigieron hasta el Complejo Quinto Pino para degustar una cena amenizada por los grupos ‘Dique Sur’ y ‘Miranda Cuenca’. En el transcurso de la velada el Ilustre Colegio Oficial de Médicos aprovechó para rendir homenaje a uno de sus colegiados más antiguos, el radiólogo Mariano Remartínez Buera, que de 1970 a 1993, como coronel médico, ejerció de jefe de servicio del Hospital Militar y acabó siendo su director. También, desde 1986, ha sido director de TAC y Resonancia Magnética de Melilla.

Mariano Remartínez estuvo acompañado de varios de sus familiares, que disfrutaron con la proyección de un vídeo con un pequeño repaso a su vida. El Colegio, además, le hizo entrega de un pin conmemorativo.


COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

junio 30, 2022 ColegioNoticias
  • Hace un mes los Colegios Médicos de Ceuta y Melilla registraron un escrito para abordar el fin de la exclusividad y ni siquiera han recibido respuesta

  • Mientras no llegan propuestas para retener el capital humano, el INE confirma que Melilla fue la única autonomía en la que descendió el número de médicos colegiados en 2021

  • A 31 de diciembre de 2021 había 327 médicos colegiados en Melilla, mientras que el último mes la cifra había caído hasta 270

Un mes de espera a una demanda justa, un mes sin respuesta y sin acción alguna del Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA). Los Colegios Oficiales de Médicos de Ceuta y Melilla registraron el pasado 30 de mayo un escrito solicitando el fin de la desigualdad salarial que sufren los facultativos que compaginan la sanidad pública con la privada en ambas ciudades autónomas y desde Madrid ni siquiera han respondido con un “no” a la propuesta. Directamente no han respondido, desoyendo una vez más a sus médicos.

Hace dos años que se comenzó a plantear esta demanda e INGESA ni siquiera ha accedido a dialogar. Curioso cuando otras autonomías sí han acabado con esta discriminación salarial. El último ejemplo lo ha dado el Servicio Andaluz de Salud y por ello médicos de Ceuta y Melilla ya han optado por marcharse a esta comunidad.

Los Colegios Médicos de ambas ciudades autónomas llevan tiempo denunciando lo difícil que es contratar especialistas o simplemente retener profesionales. Y los datos nos dan la razón. El último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que Melilla es la única autonomía en la que el número de colegiados descendió en 2021 (-0,6%). Acabamos el pasado año con sólo 327 médicos colegiados en Melilla para una población residente de 83.196 personas a 1 de enero de 2022, también según datos del INE. Pero, según el registro del propio Colegio de Médicos de Melilla, el mes pasado sólo se contaba con 270 colegiados.

Con los números del INE Melilla también es la peor autonomía de España en médicos colegiados por cada 1.000 habitantes, con 3,93 facultativos por cada 1.000 pacientes. Por cierto, por si INGESA lo desconoce, Ceuta es la segunda peor parada con 4,26 galenos por cada 1.000 habitantes.

El número de colegiados venía aumentando en Melilla desde el año 2017 y ahora la tendencia se ha invertido. Se marchan médicos e INGESA parece que no se pregunta por qué.

Sufrimos una evidente fuga de profesionales sanitarios, cada vez es más difícil contratar especialistas e INGESA no hace absolutamente nada. Acabar con el complemento de exclusividad no sería la solución definitiva, pero sin duda ayudaría a ello. Recordamos que entre Ceuta y Melilla tan sólo hay alrededor de 60 médicos de ejercicio mixto, por lo que poner fin a esta discriminación no supondría una alteración de los presupuestos vigentes

Después de un mes sin respuesta, no queda más remedio que tomar otras medidas que van más allá de la denuncia pública. En las próximas semanas se fijará un calendario de movilizaciones y medidas de protesta sin excluir la huelga, y también se pondrá el caso en manos de los abogados para iniciar la reclamación judicial.

AUDIO DE JUSTO SANCHO-MIÑANO


medicos-1200x675.png

junio 10, 2022 ColegioNoticias
  • El pasado 30 de mayo los Colegios Médicos de Ceuta y Melilla solicitaron que los facultativos puedan compaginar la sanidad pública con la privada sin sufrir una merma en sus sueldos

  • Diez días más tarde el Instituto de Gestión Sanitaria ni siquiera se ha dignado a responder

Diez días de espera y, una vez más, el silencio ha sido la única respuesta. El pasado 30 de mayo los Colegios Oficiales de Médicos de Ceuta y Melilla registraron un escrito conjunto reclamando mejoras al Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA) y sólo han obtenido la callada por respuesta. Desde Madrid ya no es que no se atiendan las peticiones de sus facultativos, es que ni siquiera se dignan a contestar. El diálogo, por más que se intenta, es inexistente.

Ambas entidades pedían algo coherente, acabar con la desigualdad salarial que sufren los médicos que compaginan la sanidad pública con la privada. El Servicio Andaluz de Salud (SAS), por ejemplo, ya ha eliminado esta discriminación salarial. Por ello, la pregunta que nos surge es: “¿Cuántos médicos, en este concurso de traslado, van a pedir su marcha a Andalucía por esta mala gestión del INGESA?”.

Esta situación anacrónica e injusta, no debemos olvidarlo, dificulta la contratación de especialistas y la retención de capital humano. La medida debería analizarse por la simple injusticia de aplicar una merma en el sueldo de 1.183 euros brutos mensuales. Mismo trabajo merece idéntico sueldo. Pero INGESA también debería apreciar el gran alivio que genera el ejercicio mixto. No debe olvidar que alrededor de 20.000 usuarios por área reciben asistencia privada y no de la Seguridad Social.

Anestesistas, cardiólogos, cirujanos, dermatólogos, digestólogos, ginecólogos, neumólogos, oftalmólogos, oncólogos, otorrinolaringólogos, psiquiatras y traumatólogos, entre otros, llevan dos años luchando por esta justa reivindicación y la única respuesta ha sido la inacción del INGESA.

Lo manifestamos el 30 de mayo y lo subrayamos una vez más. Si no recibimos respuesta antes de final de mes, los facultativos iniciarán un calendario de movilizaciones y medidas de protesta sin excluir la huelga. Y se pondrá el caso en manos de los abogados, tanto del Sindicato Médico como del Colegio Oficial de Médicos, para iniciar los trámites por la vía judicial.

AUDIO DEL PRESIDENTE DEL ILUSTRE COLEGIO DE MÉDICOS DE MELILLA

 


ANGELA.jpeg

junio 9, 2022 ColegioNoticias
  • Esta doctora, especialista en Psiquiatría, recuerda que “las familias son el elemento más importante para la salud mental de los niños”

  • Desde hace seis meses atiende a la población infantojuvenil en el Centro de Salud Zona Centro 

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla entrevista a la doctora Ángela de Urquía Palacios, especialista en Psiquiatría, que desde hace medio año atiende a la población infantojuvenil de hasta 18 años en el Centro de Salud Zona Centro.

PREGUNTA.- En su especialidad y en su centro de salud, ¿qué equipo de trabajo trata a los melillenses menores de 18 años?

RESPUESTA.- Soy especialista en Psiquiatría y, por ahora, somos un equipo formado por dos psicólogos, que atienden a los niños durante dos tardes a la semana, una enfermera especialista en salud mental y yo.

P.- Su incorporación es reciente, ¿qué vacío viene a cubrir y qué se ha encontrado?

R.- Yo me he formado y trabajado fuera de Melilla. Ya, desde antes de llegar, la jefa de sección de Psiquiatría, la Dra. Cano, ha estado luchando por la creación de una Unidad de Salud Mental Infantojuvenil (USMIJ). Aún no nos hemos constituido como tal, puesto que no ha habido una dotación específica para ello. Pero, sin lugar a dudas, hemos mejorado de forma importante la calidad asistencial de los niños de Melilla.

Hasta ahora nunca había existido una consulta de Psiquiatría y Enfermería específicas para atender las necesidades de nuestros menores. Además, se lleva a cabo una coordinación con otros sectores implicados: Enfermería realiza dicha labor a diario con los equipos de orientación de los centros educativos, yo estoy en contacto frecuentemente con la consulta de Neuropediatría, Pediatría General, Endocrinología, Neurología, también mantenemos reuniones con Fiscalía de Menores e IMSERSO… La implicación de todos estos profesionales está siendo notable y, sin lugar a dudas, permite que este proyecto salga para adelante.

En general, hemos tenido una acogida buenísima por parte de pacientes y familiares, la respuesta nos ha sorprendido por lo positiva que ha sido. Creo que estamos en el buen camino y debemos seguir día a día buscando maneras de seguir mejorando.

P.- ¿Cómo es un día a día en la consulta?

R.- Atendemos de forma programada a los pacientes, hacemos las veces de hospital de día asistiendo diaria o semanalmente a los niños que se encuentran en crisis, también de forma urgente si es necesario. Esto, junto con la comunicación fluida con otros especialistas, nos permite hacer un seguimiento mucho más estrecho e intensivo, con una visión global de los problemas.

P.- ¿Cómo es la situación de la Psiquiatría Infantil en Melilla?

R.- La población infantojuvenil en España supone en torno a un 17% del total. Melilla se encuentra a la cabeza de la media nacional, siendo casi el 27%, es decir, 10 puntos porcentuales por encima de la media. Y, en ese contexto, sabemos que las necesidades de los niños no tienen nada que ver con la atención a los adultos. Los niños no son adultos en pequeñito, necesitan dotaciones y recursos específicos. Al igual que han conseguido la mayoría de las ciudades, tenemos que lograr la creación de una USMIJ con un espacio propio, separada de la Unidad de Salud Mental de Adultos, con un equipo multidisciplinar con psicólogos a tiempo completo, un trabajador social, un terapeuta ocupacional… Me consta el empeño con el que, tanto mis compañeros como la propia administración, está trabajando en ello. Supondría un gran avance para esta ciudad.

P.- ¿A qué retos se enfrentan?

R.- Se sabe que el cerebro infantil es muy dinámico y plástico. Por eso existe una mayor complejidad a la hora de hacer un diagnóstico definitivo de los trastornos del neurodesarrollo en edades muy tempranas. En muchas ocasiones, aún no se han puesto de manifiesto todas las dificultades, y no se cumplen criterios clínicos diagnósticos. En otras, esos síntomas que se observan, se resuelven por sí solos con la maduración cerebral. Este hecho contrasta con el requerimiento legal de un diagnóstico de certeza para habilitar determinados servicios a estos niños. Aunque la necesidad de establecer un diagnóstico es la principal causa de preocupación de los padres, y necesario para complementar los objetivos legales a los que me he referido, no debe ser el objetivo primordial. El objetivo principal debe ser la detección precoz de áreas de dificultad en la infancia y la intervención de forma temprana, porque de ello va a depender el pronóstico de los niños. Es decir, lo importante es no perder tiempo de actuación. Esto es un dilema que se ha planteado hace tiempo en otras comunidades, por lo que en Melilla se han creado grupos de trabajo formados por representantes de Sanidad e IMSERSO para abordar las diferentes soluciones que puedan existir.

P.- ¿Es la psiquiatría infantil el mejor camino para la prevención de los trastornos mentales en los adultos?

R.- Por supuesto. Los factores de riesgo que actúan en etapas muy precoces, o en periodos críticos de formación de la personalidad, tienen mayor peso sobre la probabilidad de desarrollar trastornos mentales en la vida adulta.

La prevención y promoción de la salud mental en las primeras etapas de la vida es fundamental, primero porque la plasticidad cerebral que existe a esas edades conlleva una mayor eficacia de las intervenciones. Segundo, porque los factores de riesgo tienden a aparecer de manera agrupada y ejercer efectos sinérgicos. Por ejemplo, sufrir un trauma en la infancia se relaciona con tener mayor probabilidad de ser objeto de otras formas de victimización. O, tener una discapacidad los hace mas vulnerables a sufrir algún tipo de violencia. Y cuanto mayor cantidad de factores de riesgo y más precoz sea la exposición a los mismos, mayor probabilidad habrá de que tenga un efecto cascada a lo largo de su desarrollo.

Esta labor de prevención se viene realizando desde los colegios con programas escolares para la prevención del acoso escolar, del consumo de tóxicos… En otros países se realizan además desde Salud Mental, con programas de prevención selectiva a colectivos vulnerables. Cuando estuve trabajando en el Roberto Clemente Center de NY se ofrecía atención a toda la familia si uno de los miembros sufría un problema de salud mental. Por ejemplo, se ofrecía un espacio terapéutico a los menores cuando uno de sus padres había realizado un intento autolítico, evitando el sufrimiento silencioso que en ocasiones pueden producir este tipo de vivencias.

P.- ¿Cuál es el papel de los padres en la en la psiquiatría infantil?

R.- Las familias son, sin lugar a dudas, el elemento más importante para la salud mental de los niños. El clima y la cohesión familiar y la educación adecuada van a suponer el factor de protección más importante, que puede hacer que, ante una situación adversa, los niños la afronten de manera resiliente, en lugar de traumática. Además, los progenitores, las plataformas de padres y las asociaciones son los principales motores que nos mueven a mejorar continuamente. Por eso tenemos en proyecto la realización de un plan de mejora que analice y tenga en cuenta las necesidades asistenciales percibidas por ellos.


COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

junio 8, 2022 ColegioNoticias

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla agradece la celeridad en la respuesta que ha mostrado la Viceconsejería del Mayor ante la demanda cuestionada por los médicos de Atención Primaria. Esperemos que su preocupación por responder a un comunicado se traduzca, en años venideros, en facilidades para no colapsarla. La exigencia de un certificado médico para optar a los viajes de ocio y tiempo libre y balneoterapéuticos de la Ciudad es evidente que estos días ha saturado las consultas de los centros de salud y desde esta institución sólo reclamamos proteger la sanidad pública y garantizar el mejor servicio.

Por ello, queremos puntualizar algunas de las explicaciones dadas desde la Administración local. Estamos de acuerdo en que este documento se viene solicitando en anteriores convocatorias de los viajes, que no es “requisito novedoso”, pero no por ello va a ser oportuna, necesaria y correcta su petición. En los viajes del IMSERSO, por ejemplo, que llevan muchas más ediciones, nunca se ha pedido.

Pero vamos más allá. Si desde el Área del Mayor se justifica que este certificado es estrictamente necesario, lo ideal sería hacérselo únicamente a aquellos ciudadanos que vayan a viajar, no a todos los solicitantes. Si se presentan, por ejemplo, 3.000 solicitudes y sólo van de viaje 1.300, lo normal es hacer sólo 1.300 informes y así evitar una carga de trabajo bestial para el facultativo.

Otro dato que debe tener en cuenta el Área del Mayor es que los solicitantes de estos informes son pacientes extras, no están dentro de las citas administrativas para recetas y demás atenciones. E incluirlos en las citas administrativas provocaría demora y, con toda probabilidad, harían imposible prestar la atención habitual. Los centros de salud no tienen personal administrativo suficiente y las solicitudes de estos informes que llegan a diario se dejan en los casilleros de cada médico y es el facultativo quien lo añade a deshora y cuando la consulta normal se lo permite.

También se debe valorar que el plazo este año para presentar las solicitudes para los viajes se ha reducido. En esta edición son 10 días hábiles, hasta este viernes 10 de junio, mientras que el año pasado, como recoge el BOME número 5.870, de 18 de junio de 2021, fueron 15 días hábiles. Es decir, la demanda ha aumentado y se ha concentrado en un periodo de tiempo más breve.

Además, llegado el momento de rellenar el modelo de informe médico que solicita la Consejería del Menor y la Familia, los médicos se encuentran con un documento que hay que completar a mano, con lo fácil que sería enviar a los centros de salud un PDF editable que aceleraría los tiempos y, de paso, al guardarlo serviría para años posteriores. Tan sólo habría que modificar los cambios de tratamiento, si los hubiera, o la aparición de nuevas dolencias.

Por último, entendemos que la Viceconsejería del Mayor debe velar por sus usuarios, es lo correcto, pero nosotros debemos defender la mejor atención sanitaria de todo el Área de Salud de Melilla. E intentar, por supuesto, realizar nuestro trabajo lo mejor posible.


COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

junio 8, 2022 ColegioNoticias
  • La exigencia de un informe médico y el breve plazo para presentar las solicitudes, sólo diez días, han colapsado aún más Atención Primaria

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla (ICOMME) quiere hacer pública la queja que le han trasladado los médicos de Atención Primaria por la sobrecarga de trabajo generada por las exigencias del Área del Mayor de la Ciudad Autónoma de Melilla en su convocatoria para los viajes de ocio y tiempo libre y balneoterapéuticos. El sistema, ya desbordado de por sí, se ha visto al borde del colapso en estos últimos días.

La Consejería del Menor y la Familia, a través del Área del Mayor, publicó el pasado 27 de mayo, en un boletín oficial de Melilla extraordinario, las bases de la edición 2022 de sus viajes balneoterapéuticos y de ocio y tiempo libre para personas mayores. En esas bases se especificaba que “las solicitudes se formularán en el plazo de 10 días hábiles a contar desde el día siguiente de la publicación en BOME de la presente convocatoria”. Es decir, hasta este viernes 10 de junio. En dicho boletín, en el apartado 4, también figuraba la exigencia que ha colapsado aún más Atención Primaria: “Certificación mediante informe médico (anexo facilitado en esta convocatoria) de que no padece ninguna enfermedad contagiosa, ni alteraciones de comportamiento que impidan la convivencia en un centro residencial, así como información médica de interés al respecto de la condición física y de salud general del interesado. (Debidamente cumplimentada y firmada por su médico de cabecera)”.

Ahí surge el problema para Atención Primaria. Al déficit de médicos existente se ha unido un aumento desmedido de la demanda en estos días. Valga como ejemplo que el año pasado se recibieron 1.163 solicitudes sólo para ocio y tiempo libre, y por encima de 300 solicitudes para los viajes balneoterapéuticos. Hubo, por lo tanto, que realizar alrededor de 1.500 informes médicos. Y este año, con la inclusión por primera vez de un crucero y con más de 1.300 vacantes, se prevé un número aún mayor de solicitudes y los médicos de Atención Primaria lo están pagando.

Otro punto a tener en cuenta es que dichos viajes se van a realizar a partir del mes de octubre. En el plazo de tiempo que pasa entre la realización del informe y el viaje las circunstancias médicas de los pacientes pueden variar. Lo más coherente, puesto que no todos los solicitantes acudirán al viaje, es que sólo se pidiera el informe a los beneficiarios definitivos.

Por eso, desde este Colegio Médico se pide al Área del Mayor más previsión a la hora de organizar estos viajes, permitiendo que los solicitantes dispongan de muchos más días para presentar el señalado informe médico para que no se sobrecargue Atención Primaria y así no se resienta el servicio. Esta situación está entorpeciendo el acceso de los enfermos a los centros de salud por las colas que se forman. Pongamos todos de nuestra parte para evitarlo.


Dia-Nacional-del-Donante-010622-1200x675.png

junio 1, 2022 ColegioNoticias
  • Alberto Levy, coordinador de la Unidad de Trasplantes de Órganos del Hospital Comarcal, recuerda que España es líder mundial en donaciones

  • El año pasado, a nivel nacional, se realizaron 4.781 trasplantes de órganos, uno de ellos en Melilla de un donante multiórganos y multitejidos

El primer miércoles de junio siempre se conmemora el Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos. Por este motivo, el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla ha conversado con el doctor Alberto Levy, coordinador de la Unidad de Trasplantes de Órganos del Hospital Comarcal. Una frase resume el grueso de sus palabras cuando se habla de donación: “La gente en Melilla es muy solidaria”.

Esa solidaridad se extiende a toda la nación, puesto que “España sigue siendo, desde el año 90, el primer país a nivel mundial en donación y trasplante de órganos y tejidos, muy por encima de la media europea de, digamos, países avanzados”, subraya Alberto Levy. “En este 2021 España ha tenido 40 donantes por millón de población, y la media en la Europa occidental o países como Estados Unidos o Australia es del 18,5%”.

Otro dato a tener en cuenta es que cada vez son menos las respuestas negativas que se encuentran las unidades de trasplantes cuando solicitan donaciones. En nuestro país, de cada 100 peticiones de donación, sólo se recibe un 17,5% de respuestas negativas, “una media excelente”, remarca el coordinador del Comarcal.

La aparición del coronavirus sí impactó negativamente en las donaciones, pero la situación se ha ido normalizando, hasta el punto de retomar índices de pre pandemia. “El daño producido por la pandemia del coronavirus en el año 2020 ha sido significativo (…), con una caída moderada con respecto al año 2019, que fue el de mayor éxito”. Sin embargo, “cuando ya hemos conocido bien el coronavirus, cómo actúa y cuáles son las consecuencias o las posibilidades de poder donar y cómo esos órganos funcionan en los receptores, aun siendo donantes positivos de Covid, pues hemos remontado la situación otra vez y eso ha implicado que en este pasado 2021 hayamos realizado 4.781 trasplantes de órganos, que son 101 trasplantes de órganos por millón de población. Y todo eso gracias a 1.905 donantes fallecidos y también a 324 donantes vivos, 323 de ellos donaron un riñón y el último donó una parte de un hígado”, explica Alberto Levy.

A pesar de la situación de crisis generada por el Covid, también se han apreciado avances: “Pese a la pandemia, se han realizado más trasplantes infantiles que en año anteriores y también ha habido un avance en donaciones de personas fallecidas por enfermedades neurodegenerativas, como ELA”.

Esa tendencia positiva en las donaciones se ha constatado en este arranque de 2022. “En los cuatro primeros meses -detalla-, un total de 807 personas han donado órganos y se han hecho 1.739 trasplantes, que ya es una media similar a lo que teníamos antes de la pandemia”.

En lo que respecta a Melilla, “el año pasado tuvimos un donante, que al final se realizó en Málaga. Se trató de un donante multiórganos y multitejidos, y esa es la media que estamos teniendo”.

Desde la Unidad de Trasplantes de Órganos de Melilla se realizan todos los años campañas de concienciación, por ejemplo, con conferencias en colegios, institutos o cuarteles. En esta línea, la próxima semana se llevará a cabo una charla con los agentes de la Guardia Civil. Hoy, a su vez, se ha mantenido un encuentro con los medios de comunicación a las puertas del Hospital Comarcal, además de las ya habituales entrevistas con motivo de este Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos.

AUDIO DE ALBERTO LEVY

 


Lazo negro

En memoria de las víctimas de la COVID-19 en España



Ilustre Colegio Oficial de Médicos





Ciudad Autónoma de Melilla

Ilustre Colegio Oficial de Médicos






ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA 2020



ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA 2020