Colegio Archives - Página 2 de 5 - Colegio Oficial de Médicos de Melilla

COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

octubre 11, 2022 ColegioNoticias
  • Denuncia la imposición de baremos por parte de las compañías de seguros y su no actualización al IPC desde el año 90

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla (ICOMME) quiere hace público su apoyo y adhesión al Consejo Andaluz de Colegios Médicos (CACM) en su defensa de los profesionales de la medicina privada, unas reivindicaciones que vienen de lejos para permitir una libertad de mercado y de competencias. Su principal y justa reclamación es el derecho de los médicos a negociar la revisión de los baremos impuestos por las compañías aseguradoras, actualizándolo de acuerdo al IPC, algo que no se ha llevado a cabo en los últimos 30 años.

Desde el Consejo Andaluz también se ponen sobre la mesa otra serie de problemas que precisan solución: la negación de abono a los profesionales de las consultas sucesivas y sus revisiones, los contratos precarios, la derivación de responsabilidad, la desactualización de cuadros médicos para obtención de mayores ventajas competitivas o las exclusiones injustificadas de profesionales. Peticiones todas que también atañen a los médicos melillenses y por eso desde aquí mostramos el total apoyo del ICOMME.

El órgano andaluz de los médicos va a trasladar estas reivindicaciones a las principales compañías de seguros. En caso de no encontrar solución, el CACM convocará acciones para “reivindicar mejoras en las condiciones del desarrollo profesional”.

Noticia del Colegio Oficial de Médicos de Málaga sobre esta problemática:

https://commalaga.com/el-cacm-trabaja-por-los-intereses-de-la-medicina-privada-en-andalucia/


Foto-paliativos-1200x675.png

octubre 7, 2022 ColegioNoticias
  • El médico del Equipo de Soporte de Atención Domiciliaria de Cuidados Paliativos de Melilla nos ofrece las claves de esta modalidad terapéutica y aborda la importancia de la comunicación con el paciente y la familia

Este 8 de octubre se conmemora el Día Mundial de los Cuidados Paliativos. Por este motivo, el Ilustre Colegio Oficial de Médicos ha conversado con el doctor Antonio Castillo Polo, doctor del Equipo de Soporte de Atención Domiciliaria (ESAD) de Cuidados Paliativos de Melilla. Da las claves de esta modalidad terapéutica relativamente joven, pone sobre la mesa algunos términos que ayudan a comprender su trabajo, como el testamento vital, aborda la importancia de la comunicación con el paciente y su familia, e insiste también en mejorar la formación de lo sanitarios en esta parcela.

Para entender qué son los cuidados paliativos habría que remontarse a su origen, a finales de los años 60, cuando una enfermera británica, Cicely Saunders, comenzó a cuidar enfermos en fase terminal en el Hospital Sant Cristopher de Londres. En los años 80 se fundaría en nuestro país la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, mientras que en Melilla habría que esperar a 2002, cuando se firmó un convenio de colaboración entre la Asociación Española Contra el Cáncer, la Ciudad Autónoma e INGESA. Ahí está el origen del primer equipo de cuidados paliativos, pero no sería hasta 2014 cuando se creó la ESAD que funciona actualmente. Desde entonces el objetivo sigue siendo el mismo: “Se intenta que el paciente viva con la mayor dignidad posible esta última etapa y colaborar con la familia en los cuidados, tanto a nivel médico como psicosocial, emocional…”.

En nuestra sociedad continúa siendo necesaria una campaña de sensibilización y divulgación para dar a conocer la existencia de los cuidados paliativos y acabar con ciertos tabúes. “Actualmente nuestra sociedad tiende a esconder el tema de la muerte, a casi nadie le gusta hablar de este tema, pero lo único cierto es que todas las personas que nacemos tenemos que llegar hasta el final”, subraya el doctor Castillo. “Al propio personal sanitario le cuesta mucho trabajo hablar de esto. Durante nuestra formación en la carrera universitaria pocas personas, sobre todo los jóvenes de ahora, han tenido asignaturas de cuidados paliativos. Nunca se nos enseñó porque es una disciplina bastante joven”.

Hay ciertos términos, por lo tanto, que deben calar en la sociedad para lograr esta concienciación. Uno de ellos es el testamento vital, “un documento de instrucciones previas que recoge el consentimiento del paciente para las actuaciones que van a guiar a los profesionales sanitarios en los cuidados y la atención cuando se enfrente a una situación avanzada y no se pueda preguntar a esa persona (…). Tiene una importancia trascendente porque le da la autonomía a la persona para decidir, le quita responsabilidad muchas veces a los propios familiares que tienen que decidir por ellos y al personal sanitario que los atiende”. Añade Antonio Castillo que “es interesante que haya un representante legal en este documento para que haga hincapié en que se cumplan perfectamente las preferencias que ha mostrado el paciente”.

Los especialistas también hablan de la escalera analgésica de la Organización Mundial de la Salud, un instrumento que se creó para el control del dolor. “Está distribuido en varios escalones y se van subiendo según la intensidad que va teniendo el dolor en los pacientes. El escalón 1 son medicamentos más flojitos y así vamos subiendo hasta el escalón 3, que es donde están los opiáceos más fuertes. Esta escalera se complementa con otros fármacos que no son analgésicos, que se llaman coadyuvantes o coanalgésicos, que sirven para ayudar a controlar el dolor. Últimamente el concepto de escalera analgésica se está cambiando también por el de ascensor, porque hay pacientes que cuando llegan al médico con mucho dolor no podemos empezar con el escalón 1, si no que tendríamos que pasar directamente al escalón 3 porque el dolor es tan intenso que necesitaría medicamentos más potentes”.

En más de una ocasión los pacientes y sus familiares también habrán escuchado el concepto de dolor total, que “es un término que acuñó la fundadora de los cuidados paliativos para describir el sufrimiento tanto físico, como social, como emocional, o espiritual, que acompaña a pacientes que tienen cáncer avanzado”.

¿Qué es más difícil de gestionar, la comunicación con el paciente o la atención a la familia? “Son dos de los pilares básicos que tenemos que trabajar en el día a día -explica el doctor Castillo Polo-. El problema de la comunicación con los pacientes es muy grande. Hay mucha gente que cree que es mejor no informar a los pacientes, otros que sí. Los médicos habitualmente informan primero a las familias que al propio paciente. Nosotros, desde el equipo de Cuidados Paliativos, lo que pensamos es que el paciente debe conocer toda la enfermedad, al menos la información que sea soportable para él. Entendemos que la comunicación es un proceso, no es un momento puntual, es un proceso a lo largo del tiempo en el que a las personas se les va informando y nosotros normalmente vamos a preguntar al paciente qué quiere conocer (…). En cuanto a la atención a la familia, para nosotros es un todo. La unidad a tratar no es el paciente, es paciente y familia. Nosotros somos una unidad de atención domiciliaria que lógicamente queremos que el paciente esté en su domicilio lo mejor atendido y los que van a atender a esos pacientes son sus familiares. Por lo tanto, para nosotros es fundamental el cuidado y la atención a la familia para que a su vez ellos puedan atender a los pacientes que se encuentran en esta situación avanzada. Creo que son dos cosas difíciles de gestionar, pero para nosotros es prioritario. A parte del control de síntomas del enfermo, lógicamente”.

A pesar de ser una modalidad terapéutica relativamente joven, sí ha experimentado grandes avances en los últimos años, como bien recuerda el médico de la ESAD. “Han cambiado muchas cosas, desde la introducción de nuevos fármacos que han ido apareciendo, sobre todo de tercer escalón, los derivados de la morfina, que anteriormente sólo teníamos la morfina en forma oral o en inyección. Hemos tenido la aparición del fentanilo, la oxicodona y otra serie de fármacos. Y otras vías de administración para la gente que a veces no pueden utilizar la vía oral. Tenemos parches, medicamentos que se usan por vía sublingual… Y hay muchos medicamentos nuevos que han aparecido para el control de otros síntomas. Por supuesto que ha habido avances en los cuidados paliativos. La utilización de la vía subcutánea nos ha venido muy bien para este control de síntomas en los domicilios, en pacientes que no tienen posibilidad de tener un acceso venoso en el domicilio o incluso en los propios hospitales. Todavía falta mucho por caminar, sobre todo, más que en el control de síntomas de medicamentos, en la divulgación de la filosofía de los cuidados paliativos”.

En lo que concierne a Melilla, la atención es adecuada, pero siempre hay aspectos en los que se puede mejorar. Se cuenta con un equipo de soporte de atención domiciliaria, que está compuesto por un médico, una enfermera y una psicóloga, y que presta servicio en horario de mañana de lunes a viernes. “Ahora mismo, para la población que hay en Melilla, comparándonos con el resto de España, la ratio está bastante bien porque en otras provincias tienen el hándicap de la distancia, y hay una unidad de cuidados paliativos por cada 100.000-120.000 habitantes. Entonces, creo que para Melilla el tema del equipo no está mal”, explica Antonio Castillo. Eso sí, añade: “Se puede mejorar. Cuando empiece el hospital nuevo, que haya algunas camas para paliativos, que haya un especialista paliativo hospitalario porque hay muchos pacientes que ingresan en el hospital porque no quieren fallecer en sus domicilios o por problemas que ocurren durante la evolución de su enfermedad y necesitan cuidados especiales en el hospital. Y la formación es un tema importantísimo porque hay muchos especialistas, muchos compañeros, mucho personal sanitario que no hemos estudiado para cuidar el enfermo, hemos estudiado para curar (…). Hay compañeros que siguen haciendo pruebas, incluso familiares que insisten y presionan para que se sigan haciendo cosas que no tienen mucho sentido. El tema de la formación es muy, muy importante. Y la coordinación, por supuesto, entre todos los niveles”.

Para concienciar a estos profesionales de la salud y a la población, para abordar la importancia de la planificación anticipada de las decisiones, o para fomentar la atención integral e individualizada, los próximos días 25 y 26 de octubre la Facultad de Ciencias de la Salud acogerá las VIII Jornadas de Cuidados Paliativos bajo el lema “Humanizar el final de la vida”.

Folleto VIII JORNADAS CUIDADOS PALIATIVOS_1

PRIMERA-REUNION-INGESA-270922-1200x594.jpg

septiembre 27, 2022 ColegioNoticias
  • El Colegio agradece la predisposición y confía en acabar con el agravio antes del 27 de octubre, fecha prevista para iniciar el calendario de huelga

Esta mañana el Ilustre Colegio Oficial de Médicos (ICOMME), el Sindicato Médico de Melilla (SMM) e INGESA han mantenido una primera reunión para buscar soluciones a la injusticia salarial que sufren los profesionales del servicio mixto, médicos que por compaginar la sanidad pública con la privada ven mermadas sus nóminas a pesar de realizar el mismo trabajo y tener los mismos horarios que el resto de sus compañeros.

Omar Haouari, director territorial de INGESA en la ciudad autónoma, se ha comprometido a buscar soluciones a nivel local para que estos facultativos puedan cobrar el complemente específico o de exclusividad. Así se lo ha manifestado a Badreddin Jucha, vocal de médicina privada del ICOMME, y a Leopoldo Rodríguez, presidente del SMM. “Ha sido receptivo, comprende el colectivo porque él es miembro del mismo. Hemos abierto un diálogo fructífero y quedamos pendientes de nuevas conversaciones para abordarlo”, ha manifestado el propio Rodríguez en la rueda de prensa celebrada esta mañana tras la reunión, encuentro con los medios de comunicación en el que tanto él como Jucha han estado acompañados por varios médicos de ejercicio mixto.

Colegio y Sindicato confían en la palabra dada por INGESA, pero insisten en que ahora se debe pasar a los hechos. Por eso, el calendario de movilizaciones continúa en marcha, previsto el primero de los paros para el próximo 27 de octubre. Antes debe celebrarse una segunda reunión con soluciones firmes. De ser así, se estudiará la desconvocatoria de huelga.

Mañana se celebrará una mesa sectorial en Madrid, cita a la que acudirá el Sindicato Médico para elevar esta problemática a la dirección general de INGESA. Aunque, como se ha subrayado en rueda de prensa, son conscientes de ello por los escritos que se habían registrado con anterioridad y que incluso ya se habían trasladado a la anterior dirección general.

Hay que recordar que, a día de hoy, entre Ceuta y Melilla, son poco más de 60 los profesionales con ejercicio mixto que sufren esta merma retributiva y con el agravante de que en ambas ciudades autónomas los suyos son puestos de difícil cobertura por nuestra localización geográfica.


COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

septiembre 26, 2022 ColegioNoticias
  • Todos los profesionales con servicio mixto harán un día de paro total cada semana

  • Los médicos continúan abiertos al diálogo y la negociación, pero no cesarán hasta conseguir sus reivindicaciones

Los Colegios Médicos de Ceuta y Melilla llevan desde febrero de 2020 reclamando igualdad salarial para aquellos médicos con ejercicio mixto como consecuencia del complemento de exclusividad. Han pasado más de dos años y medio y la respuesta del Instituto de Atención Sanitaria (INGESA) siempre ha sido la misma: silencio y falta de diálogo. Por ello, ha llegado el momento de dar un paso más para alcanzar unas reivindicaciones más que justas y a partir de este próximo mes de octubre se iniciará un calendario de huelgas.

La desigualdad salarial que sufren los facultativos que compaginan la sanidad pública con la privada es una situación anacrónica e injusta que, además, tiene su repercusión sobre la atención sanitaria. Está dificultando la contratación de especialistas o la retención de profesionales, de manera que lo acaban pagando los pacientes. Este avance ya se ha aplicado en otras autonomías, pero Ceuta y Melilla parecen no importar al INGESA.

A finales de mayo pasado ambos Colegios Médicos volvieron a registrar un escrito para trasladar su malestar por la falta de diálogo y la respuesta, cuatro meses después, ha sido la habitual, han ignorado una vez más a sus facultativos. El resultado es evidente, mayor crispación del personal médico y una situación que ya se hace insostenible. Y no es un problema económico porque, entre Ceuta y Melilla, estamos hablando de 60 profesionales con ejercicio mixto y con el agravante de puestos de difícil cobertura por nuestra localización geográfica.

Lo recordamos en el escrito de mayo y volvemos a insistir: INGESA, a la hora de analizar esta petición, debería valorar el gran alivio que genera el ejercicio mixto, pues son muchos los mutualistas de ISFAS, MUFACE y MUGEJU que acuden a la privada y no sobrecargan la sanidad pública. Se estima que un 30 por ciento de los pacientes, alrededor de 20.000 usuarios por área, reciben asistencia privada y no de la Seguridad Social.

Ante la ausencia de negociación, los facultativos de ejercicio mixto ya avisaron: iban a iniciar un calendario de movilizaciones y medidas de protesta sin excluir la huelga. Y ha llegado el momento.

A partir del mes de octubre, se iniciará un calendario de huelgas que se irá incrementando de forma progresiva, siendo inicialmente un día a la semana de paro total de todos los profesionales con ejercicio mixto. De igual manera, se dará a conocer a los medios de comunicación y a la opinión pública en general la grave situación en la que se encuentra la sanidad de ambas ciudades autónomas, siendo motivo de abandono de algunos compañeros y de falta de cobertura de plazas.

Seguimos defendiendo la negociación y el diálogo. Estamos convencidos de que aún se puede llegar a un punto de encuentro entre INGESA y sus facultativos, pero subrayamos que nuestras movilizaciones no cesarán hasta conseguir unos avances necesarios. A partir de ahora nuestros portavoces serán los Sindicatos Médicos de Ceuta y Melilla, será con ellos con quienes debe negociar INGESA si quiere apostar por una sanidad justa y de calidad.


Dia-Internacional-del-Alzheimer-210922-1200x675.png

septiembre 21, 2022 ColegioNoticias
  • Hoy se conmemora el Día Internacional del Alzheimer bajo el lema “InvestigAcción. En el itinerario de la demencia”

El 21 de septiembre se conmemora el Día Internacional del Alzheimer, una fecha promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y respaldada por Alzheimer’s Disease International (ADI) desde 1994. Este año la Confederación Española del Alzheimer (CEAFA) llama a la concienciación bajo el lema “InvestigAcción. En el itinerario de la demencia”. Y, por este motivo, desde el Colegio Oficial de Médicos hemos charlado con el neurólogo Jesús Romero Imbroda.

“Esta enfermedad afecta a millones y millones de personas en todo el mundo. Lamentablemente no sólo tiene impacto en el paciente, si no también en sus familias y en la sociedad en general. Sobre todo, porque es una enfermedad que produce discapacidad neurológica progresiva con pérdidas, inicialmente, de memoria, pero que afecta a otras áreas como el lenguaje, la capacidad de hacer cosas, incluso caminar o valerse por uno mismo. Y, por lo tanto, esa dependencia es muy costosa para la familia y para la sociedad”, explica.

Actualmente no hay un tratamiento curativo para esta enfermedad, de ahí que los médicos, entre ellos el doctor Romero Imbroda, y la propia CEAFA insistan en la investigación. “Lamentablemente los tratamientos actuales son sólo parcialmente eficaces -manifiesta el también vicesecretario del ICOMME-. Y, aunque hay ensayos clínicos con nuevos fármacos para intentar frenar el mecanismo neurodegenerativo de la enfermedad, todavía no hay ninguno que haya demostrado una eficacia excelente”. Los pacientes, no se debe olvidar, requieren un tratamiento integral, personalizado y continuado para paliar el impacto de la demencia.

Sí se pueden ralentizar los síntomas e incluso prevenir la enfermedad. “Lo que sí sabemos es que la prevención de algunos elementos mejora el declive de la enfermedad o incluso la previene. Y esos elementos son control de factores de riesgo vascular, como la hipertensión, la hipercolesterolemia, la diabetes… Evitar los tóxicos como el exceso de alcohol, el tabaco… Realizar ejercicio físico es adecuado; estar activo socialmente y cognitivamente con lecturas… Tener buena vitalidad física y mental mejora la reserva cognitiva y neuroprotege a los pacientes o a las personas sanas con riesgo de contraer esta enfermedad”, concluye Jesús Romero Imbroda.

Audio del doctor Jesús Romero Imbroda


PREVENCION-COVID-080822-1200x675.png

agosto 8, 2022 ColegioNoticias

El pasado viernes se notificaban en Melilla 646 casos activos por COVID-19. En los últimos 14 días, se concretaba, se habían registrado 428 contagios y dos fallecidos. En esos momentos en el Hospital Comarcal se contabilizaban 14 pacientes ingresados con coronavirus, estando uno de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Melilla, además, sufre la mayor tasa de incidencia acumulada de toda España (876,15 casos por cada 100.000 habitantes), y eso que ha bajado cerca de 100 puntos. Hay que recordar que esta tasa se mide en mayores de 60 años y son estas personas, y los pacientes inmunodeprimidos, trasplantados o que tomen fármacos inmunodepresores, los que deben extremar sus medidas de prevención contra el COVID.

De todas formas, no es un dato exclusivo de Melilla. La Asociación Española de Vacunología ya ha manifestado que entre los 60 y los 80 años hay un importante colectivo de personas susceptibles de tener un perfil de riesgo a la hora de contraer complicaciones severas por la infección. Su resumen es que el factor de vulnerabilidad más claro que tiene el COVID es la edad. Y en este mes de julio ha quedado demostrado en los casos registrados en Melilla.

En el Hospital Comarcal los pacientes ingresados con COVID han sido personas mayores, sobre todo tras los brotes registrados en el Centro Asistencial de la Gota de Leche y en la Residencia de la Tercera Edad. Estos casos, hay que puntualizar, tan tenido poca repercusión clínica por el COVID, pues en la mayoría de ellos se trataba de pacientes que acababan ingresados por otras dolencias. Ahora están aumentando los ingresos de pacientes inmunodeprimidos, por ejemplo, personas trasplantadas o que están tomando algún tratamiento inmunodepresor por alguna enfermedad autoinmune. Con estos pacientes el COVID sí está siendo más grave, con evoluciones hacia neumonías, y se están utilizando nuevos fármacos, como el Sotrovimab, y se están obteniendo buenos resultados. Se trata de anticuerpos para gente que o no está vacunada o tiene ya pocos anticuerpos porque se vacunó hace tiempo o por la inmunodepresión no alcanza unos niveles protectores.

Con todo, hay que seguir protegiendo a las personas mayores. Por ello cobra más fuerza la posibilidad cada vez más evidente de inocular una cuarta dosis a este sector de la población. La Sociedad Española de Inmunología considera que debe reservarse a personas con factores de riesgo de enfermedad grave, como mayores de 80 años y pacientes con ciertas enfermedades o tratamientos que comprometan su respuesta inmunitaria. Y en este capítulo Melilla está a la cola del país.

Vacunación en personas mayores

Según el Ministerio de Sanidad, en su informe de población vacunada por grupos de edad en las comunidades autónomas, en Melilla hay un alto porcentaje de ciudadanos vacunados, pero las cifras disminuyen según aumenta la edad. Por ejemplo, de 50 a 59 años están vacunados el 93,3% de los melillenses; de 60 a 69 el porcentaje se sitúa en el 92,7%; desciende al 88,6% en los melillenses de 70 a 79 años; y se sitúa en el 81,9% entre la población de 80 o más años. Destaca sobre todo este último dato porque en casi todas las autonomías el porcentaje para este tramo de edad está en el 100%. Sólo Ceuta, con un 84,4% de vacunados en los mayores de 80, está cerca de las cifras de Melilla.

Por último, y con la incidencia actual, hay que recordar que los consejos básicos prevalecen: buena higiene de manos y mascarillas en sitios con mucha afluencia de gente. Y a esto se añadiría lo ya mencionado, las personas mayores y los pacientes inmunodeprimidos deben extremar aún más sus medidas de prevención.

 


SITUACION-MEDICA-1200x848.png

julio 13, 2022 ColegioNoticias
  • El 45 por ciento de los médicos de Atención Primaria supera los 60 años, mientras que en el Hospital Comarcal el porcentaje se sitúa en el 30 por ciento

  • En Melilla hay 8 facultativos reenganchados, que han superado la edad de jubilación y continúan trabajando

  • Otro dato a tener en cuenta es de los traslados, puesto que al menos 9 galenos han solicitado su incorporación al Sistema Andaluz de Salud

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla cuestiona la mala gestión de personal del INGESA y lamenta su falta de previsión a lo largo de los últimos años. No ha sabido fortalecer la plantilla de médicos y tampoco rejuvenecerla. Hay un alto porcentaje de facultativos que está cerca de la jubilación, tanto en el Hospital Comarcal como en Atención Primaria. Dato más que preocupante al que hay que sumar la fuga de talento, puesto que al menos nueve profesionales han solicitado su traslado al Servicio Andaluz de Salud.

Las plantillas de los facultativos están cada vez más envejecidas. Cuestión que se une a que la curva de crecimiento de médicos colegiados en Melilla se ha invertido. En junio la cifra había caído hasta 270. Lo denunciamos hace apenas dos semanas y obtuvimos, una vez más, la callada por respuesta del Instituto de Gestión Sanitaria, único responsable de la dotación de recursos humanos en la sanidad melillense y ceutí. Sí salió a contestar el PSOE de Melilla en defensa del INGESA. Agradecemos el interés, aunque no compartimos los razonamientos expuestos basándose en “la reducción de la temporalidad”. Y, sobre todo, subrayamos que no es una cuestión de partidos, es una cuestión de Estado. Es el Gobierno Central quien debe garantizar la mejor sanidad pública a los melillenses y no lo ha hecho durante los últimos años, independientemente del color político de Moncloa.

Las estadísticas son frías, pero reales y en Melilla son preocupantes: plantillas envejecidas y médicos jóvenes o de mediana edad que quieren irse, entre otras razones por la excesiva carga de trabajo en algunos servicios o la consabida penalización por exclusividad.

Los datos hablan por sí solos. Hay 35 médicos en Atención Primaria y 16 de ellos están por encima de los 60 años, y 4 de estos incluso están reenganchados al superar la edad de jubilación. El 45 por ciento de los médicos de Atención Primaria es mayor de 60 años.

En el Centro de Salud de Cabrerizas, de los 11 médicos de plantilla, 3 están por encima de los 60 años y otros 4 superan los 50 años. En Zona Centro hay 9 facultativos: 2 son mayores de 65 años y se han reenganchado, otros 2 ya han cumplido los 60 y hay 1 más por encima del medio siglo de vida. En General Polavieja la situación es similar: entre sus 9 médicos de familia 2 están reenganchados tras superar la edad de jubilación, otro a punto de jubilarse, 2 por encima de los 60 y otro rozando esa barrera. Y en Alfonso XIII se cuenta con 9 galenos: el más joven tiene 50 años, 3 superan los 60 años y los otros 3 se acercan.

En el Hospital Comarcal el porcentaje de médicos mayores de 60 años no llega al 45 por ciento de la Atención Primaria, pero roza el 30 por ciento y en algunos servicios la situación es alarmante. Hay alrededor de 115 médicos, y 34 de ellos están por encima de los 60 años. Hay más, 4 están reenganchados tras cumplir la edad de jubilación. Y hay otro facultativo que se jubilará de manera inmediata.

Pongamos algunos ejemplos. Empecemos por Oncología, que sólo cuenta con un facultativo y está reenganchado tras superar los 65 años. Dermatología también cuenta con un solo médico y es mayor de 60 años. Lo mismo ocurre en Rayos: un médico y cerca de la jubilación.

Hay dos otorrinos en el Comarcal y uno de ellos ya debería estar jubilado. En Urología hay 3 facultativos y 2 de ellos se jubilan. Sigamos, por ejemplo, con Cirugía General: con 6 médicos en plantilla, 3 están por encima de los 60 años. Y si nos fijamos en la UCI, de 7 médicos 4 se acercan a la jubilación. Preocupante también es la situación del Servicio de Urgencias: con 4 médicos mayores de 60 años y 8 mayores de 55 años.

Pero no sólo es la edad, también están los traslados. Hay al menos 9 médicos que han pedido traslado al SAS (Servicio Andaluz de Salud). De este total, 3 pertenecen a Pediatría y 2 son médicos jóvenes.

Para concluir, a estos datos hay que añadir otro de gran relevancia y repercusión sobre el sistema: los mayores de 55 años pueden renunciar a hacer guardias. En estos momentos, hay al menos 4 médicos que están ejerciendo este derecho y no entran, por lo tanto, en la rotación de guardias de su servicio.


2-1200x800.jpeg

julio 3, 2022 ColegioNoticias
  • El Colegio Oficial de Médicos de Melilla aprovechó el encuentro de anoche para rendir homenaje al radiólogo Mariano Remartínez

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla rindió ayer tributo a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Patrona de Sanidad. Lo hizo con una misa en la Iglesia del Sagrado Corazón, y posteriormente reunió a sus colegiados en el Complejo Quinto Pino.

El día de la Patrona fue el pasado lunes 27 de junio, pero los festejos se trasladaron al día de ayer y contaron con una nutrida participación, no sólo de los médicos, sino también de miembros de otros colegios profesionales como el de Enfermería u Odontología.

En la misa celebrada en el Sagrado Corazón se llevó a cabo la ofrenda a la Patrona a cargo de Santiago Villanueva, jefe de la UCI, Manuel Requena, en representación de Medicina Interna, y Beatriz Gutiérrez, jefa de Urgencias, en agradecimiento a la inmensa labor que estos profesionales y sus compañeros han desempeñado en la primera línea de batalla contra el Covid.

Al término de la ceremonia religiosa, los representantes del colectivo sanitario se dirigieron hasta el Complejo Quinto Pino para degustar una cena amenizada por los grupos ‘Dique Sur’ y ‘Miranda Cuenca’. En el transcurso de la velada el Ilustre Colegio Oficial de Médicos aprovechó para rendir homenaje a uno de sus colegiados más antiguos, el radiólogo Mariano Remartínez Buera, que de 1970 a 1993, como coronel médico, ejerció de jefe de servicio del Hospital Militar y acabó siendo su director. También, desde 1986, ha sido director de TAC y Resonancia Magnética de Melilla.

Mariano Remartínez estuvo acompañado de varios de sus familiares, que disfrutaron con la proyección de un vídeo con un pequeño repaso a su vida. El Colegio, además, le hizo entrega de un pin conmemorativo.


COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

junio 30, 2022 ColegioNoticias
  • Hace un mes los Colegios Médicos de Ceuta y Melilla registraron un escrito para abordar el fin de la exclusividad y ni siquiera han recibido respuesta

  • Mientras no llegan propuestas para retener el capital humano, el INE confirma que Melilla fue la única autonomía en la que descendió el número de médicos colegiados en 2021

  • A 31 de diciembre de 2021 había 327 médicos colegiados en Melilla, mientras que el último mes la cifra había caído hasta 270

Un mes de espera a una demanda justa, un mes sin respuesta y sin acción alguna del Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA). Los Colegios Oficiales de Médicos de Ceuta y Melilla registraron el pasado 30 de mayo un escrito solicitando el fin de la desigualdad salarial que sufren los facultativos que compaginan la sanidad pública con la privada en ambas ciudades autónomas y desde Madrid ni siquiera han respondido con un “no” a la propuesta. Directamente no han respondido, desoyendo una vez más a sus médicos.

Hace dos años que se comenzó a plantear esta demanda e INGESA ni siquiera ha accedido a dialogar. Curioso cuando otras autonomías sí han acabado con esta discriminación salarial. El último ejemplo lo ha dado el Servicio Andaluz de Salud y por ello médicos de Ceuta y Melilla ya han optado por marcharse a esta comunidad.

Los Colegios Médicos de ambas ciudades autónomas llevan tiempo denunciando lo difícil que es contratar especialistas o simplemente retener profesionales. Y los datos nos dan la razón. El último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que Melilla es la única autonomía en la que el número de colegiados descendió en 2021 (-0,6%). Acabamos el pasado año con sólo 327 médicos colegiados en Melilla para una población residente de 83.196 personas a 1 de enero de 2022, también según datos del INE. Pero, según el registro del propio Colegio de Médicos de Melilla, el mes pasado sólo se contaba con 270 colegiados.

Con los números del INE Melilla también es la peor autonomía de España en médicos colegiados por cada 1.000 habitantes, con 3,93 facultativos por cada 1.000 pacientes. Por cierto, por si INGESA lo desconoce, Ceuta es la segunda peor parada con 4,26 galenos por cada 1.000 habitantes.

El número de colegiados venía aumentando en Melilla desde el año 2017 y ahora la tendencia se ha invertido. Se marchan médicos e INGESA parece que no se pregunta por qué.

Sufrimos una evidente fuga de profesionales sanitarios, cada vez es más difícil contratar especialistas e INGESA no hace absolutamente nada. Acabar con el complemento de exclusividad no sería la solución definitiva, pero sin duda ayudaría a ello. Recordamos que entre Ceuta y Melilla tan sólo hay alrededor de 60 médicos de ejercicio mixto, por lo que poner fin a esta discriminación no supondría una alteración de los presupuestos vigentes

Después de un mes sin respuesta, no queda más remedio que tomar otras medidas que van más allá de la denuncia pública. En las próximas semanas se fijará un calendario de movilizaciones y medidas de protesta sin excluir la huelga, y también se pondrá el caso en manos de los abogados para iniciar la reclamación judicial.

AUDIO DE JUSTO SANCHO-MIÑANO


Lazo negro

En memoria de las víctimas de la COVID-19 en España



Ilustre Colegio Oficial de Médicos





Ciudad Autónoma de Melilla

Ilustre Colegio Oficial de Médicos