INGESA Archives - Colegio Oficial de Médicos de Melilla

SITUACION-MEDICA-1200x848.png

julio 13, 2022 ColegioNoticias
  • El 45 por ciento de los médicos de Atención Primaria supera los 60 años, mientras que en el Hospital Comarcal el porcentaje se sitúa en el 30 por ciento

  • En Melilla hay 8 facultativos reenganchados, que han superado la edad de jubilación y continúan trabajando

  • Otro dato a tener en cuenta es de los traslados, puesto que al menos 9 galenos han solicitado su incorporación al Sistema Andaluz de Salud

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla cuestiona la mala gestión de personal del INGESA y lamenta su falta de previsión a lo largo de los últimos años. No ha sabido fortalecer la plantilla de médicos y tampoco rejuvenecerla. Hay un alto porcentaje de facultativos que está cerca de la jubilación, tanto en el Hospital Comarcal como en Atención Primaria. Dato más que preocupante al que hay que sumar la fuga de talento, puesto que al menos nueve profesionales han solicitado su traslado al Servicio Andaluz de Salud.

Las plantillas de los facultativos están cada vez más envejecidas. Cuestión que se une a que la curva de crecimiento de médicos colegiados en Melilla se ha invertido. En junio la cifra había caído hasta 270. Lo denunciamos hace apenas dos semanas y obtuvimos, una vez más, la callada por respuesta del Instituto de Gestión Sanitaria, único responsable de la dotación de recursos humanos en la sanidad melillense y ceutí. Sí salió a contestar el PSOE de Melilla en defensa del INGESA. Agradecemos el interés, aunque no compartimos los razonamientos expuestos basándose en “la reducción de la temporalidad”. Y, sobre todo, subrayamos que no es una cuestión de partidos, es una cuestión de Estado. Es el Gobierno Central quien debe garantizar la mejor sanidad pública a los melillenses y no lo ha hecho durante los últimos años, independientemente del color político de Moncloa.

Las estadísticas son frías, pero reales y en Melilla son preocupantes: plantillas envejecidas y médicos jóvenes o de mediana edad que quieren irse, entre otras razones por la excesiva carga de trabajo en algunos servicios o la consabida penalización por exclusividad.

Los datos hablan por sí solos. Hay 35 médicos en Atención Primaria y 16 de ellos están por encima de los 60 años, y 4 de estos incluso están reenganchados al superar la edad de jubilación. El 45 por ciento de los médicos de Atención Primaria es mayor de 60 años.

En el Centro de Salud de Cabrerizas, de los 11 médicos de plantilla, 3 están por encima de los 60 años y otros 4 superan los 50 años. En Zona Centro hay 9 facultativos: 2 son mayores de 65 años y se han reenganchado, otros 2 ya han cumplido los 60 y hay 1 más por encima del medio siglo de vida. En General Polavieja la situación es similar: entre sus 9 médicos de familia 2 están reenganchados tras superar la edad de jubilación, otro a punto de jubilarse, 2 por encima de los 60 y otro rozando esa barrera. Y en Alfonso XIII se cuenta con 9 galenos: el más joven tiene 50 años, 3 superan los 60 años y los otros 3 se acercan.

En el Hospital Comarcal el porcentaje de médicos mayores de 60 años no llega al 45 por ciento de la Atención Primaria, pero roza el 30 por ciento y en algunos servicios la situación es alarmante. Hay alrededor de 115 médicos, y 34 de ellos están por encima de los 60 años. Hay más, 4 están reenganchados tras cumplir la edad de jubilación. Y hay otro facultativo que se jubilará de manera inmediata.

Pongamos algunos ejemplos. Empecemos por Oncología, que sólo cuenta con un facultativo y está reenganchado tras superar los 65 años. Dermatología también cuenta con un solo médico y es mayor de 60 años. Lo mismo ocurre en Rayos: un médico y cerca de la jubilación.

Hay dos otorrinos en el Comarcal y uno de ellos ya debería estar jubilado. En Urología hay 3 facultativos y 2 de ellos se jubilan. Sigamos, por ejemplo, con Cirugía General: con 6 médicos en plantilla, 3 están por encima de los 60 años. Y si nos fijamos en la UCI, de 7 médicos 4 se acercan a la jubilación. Preocupante también es la situación del Servicio de Urgencias: con 4 médicos mayores de 60 años y 8 mayores de 55 años.

Pero no sólo es la edad, también están los traslados. Hay al menos 9 médicos que han pedido traslado al SAS (Servicio Andaluz de Salud). De este total, 3 pertenecen a Pediatría y 2 son médicos jóvenes.

Para concluir, a estos datos hay que añadir otro de gran relevancia y repercusión sobre el sistema: los mayores de 55 años pueden renunciar a hacer guardias. En estos momentos, hay al menos 4 médicos que están ejerciendo este derecho y no entran, por lo tanto, en la rotación de guardias de su servicio.


COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

junio 30, 2022 ColegioNoticias
  • Hace un mes los Colegios Médicos de Ceuta y Melilla registraron un escrito para abordar el fin de la exclusividad y ni siquiera han recibido respuesta

  • Mientras no llegan propuestas para retener el capital humano, el INE confirma que Melilla fue la única autonomía en la que descendió el número de médicos colegiados en 2021

  • A 31 de diciembre de 2021 había 327 médicos colegiados en Melilla, mientras que el último mes la cifra había caído hasta 270

Un mes de espera a una demanda justa, un mes sin respuesta y sin acción alguna del Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA). Los Colegios Oficiales de Médicos de Ceuta y Melilla registraron el pasado 30 de mayo un escrito solicitando el fin de la desigualdad salarial que sufren los facultativos que compaginan la sanidad pública con la privada en ambas ciudades autónomas y desde Madrid ni siquiera han respondido con un “no” a la propuesta. Directamente no han respondido, desoyendo una vez más a sus médicos.

Hace dos años que se comenzó a plantear esta demanda e INGESA ni siquiera ha accedido a dialogar. Curioso cuando otras autonomías sí han acabado con esta discriminación salarial. El último ejemplo lo ha dado el Servicio Andaluz de Salud y por ello médicos de Ceuta y Melilla ya han optado por marcharse a esta comunidad.

Los Colegios Médicos de ambas ciudades autónomas llevan tiempo denunciando lo difícil que es contratar especialistas o simplemente retener profesionales. Y los datos nos dan la razón. El último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que Melilla es la única autonomía en la que el número de colegiados descendió en 2021 (-0,6%). Acabamos el pasado año con sólo 327 médicos colegiados en Melilla para una población residente de 83.196 personas a 1 de enero de 2022, también según datos del INE. Pero, según el registro del propio Colegio de Médicos de Melilla, el mes pasado sólo se contaba con 270 colegiados.

Con los números del INE Melilla también es la peor autonomía de España en médicos colegiados por cada 1.000 habitantes, con 3,93 facultativos por cada 1.000 pacientes. Por cierto, por si INGESA lo desconoce, Ceuta es la segunda peor parada con 4,26 galenos por cada 1.000 habitantes.

El número de colegiados venía aumentando en Melilla desde el año 2017 y ahora la tendencia se ha invertido. Se marchan médicos e INGESA parece que no se pregunta por qué.

Sufrimos una evidente fuga de profesionales sanitarios, cada vez es más difícil contratar especialistas e INGESA no hace absolutamente nada. Acabar con el complemento de exclusividad no sería la solución definitiva, pero sin duda ayudaría a ello. Recordamos que entre Ceuta y Melilla tan sólo hay alrededor de 60 médicos de ejercicio mixto, por lo que poner fin a esta discriminación no supondría una alteración de los presupuestos vigentes

Después de un mes sin respuesta, no queda más remedio que tomar otras medidas que van más allá de la denuncia pública. En las próximas semanas se fijará un calendario de movilizaciones y medidas de protesta sin excluir la huelga, y también se pondrá el caso en manos de los abogados para iniciar la reclamación judicial.

AUDIO DE JUSTO SANCHO-MIÑANO


medicos-1200x675.png

junio 10, 2022 ColegioNoticias
  • El pasado 30 de mayo los Colegios Médicos de Ceuta y Melilla solicitaron que los facultativos puedan compaginar la sanidad pública con la privada sin sufrir una merma en sus sueldos

  • Diez días más tarde el Instituto de Gestión Sanitaria ni siquiera se ha dignado a responder

Diez días de espera y, una vez más, el silencio ha sido la única respuesta. El pasado 30 de mayo los Colegios Oficiales de Médicos de Ceuta y Melilla registraron un escrito conjunto reclamando mejoras al Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA) y sólo han obtenido la callada por respuesta. Desde Madrid ya no es que no se atiendan las peticiones de sus facultativos, es que ni siquiera se dignan a contestar. El diálogo, por más que se intenta, es inexistente.

Ambas entidades pedían algo coherente, acabar con la desigualdad salarial que sufren los médicos que compaginan la sanidad pública con la privada. El Servicio Andaluz de Salud (SAS), por ejemplo, ya ha eliminado esta discriminación salarial. Por ello, la pregunta que nos surge es: “¿Cuántos médicos, en este concurso de traslado, van a pedir su marcha a Andalucía por esta mala gestión del INGESA?”.

Esta situación anacrónica e injusta, no debemos olvidarlo, dificulta la contratación de especialistas y la retención de capital humano. La medida debería analizarse por la simple injusticia de aplicar una merma en el sueldo de 1.183 euros brutos mensuales. Mismo trabajo merece idéntico sueldo. Pero INGESA también debería apreciar el gran alivio que genera el ejercicio mixto. No debe olvidar que alrededor de 20.000 usuarios por área reciben asistencia privada y no de la Seguridad Social.

Anestesistas, cardiólogos, cirujanos, dermatólogos, digestólogos, ginecólogos, neumólogos, oftalmólogos, oncólogos, otorrinolaringólogos, psiquiatras y traumatólogos, entre otros, llevan dos años luchando por esta justa reivindicación y la única respuesta ha sido la inacción del INGESA.

Lo manifestamos el 30 de mayo y lo subrayamos una vez más. Si no recibimos respuesta antes de final de mes, los facultativos iniciarán un calendario de movilizaciones y medidas de protesta sin excluir la huelga. Y se pondrá el caso en manos de los abogados, tanto del Sindicato Médico como del Colegio Oficial de Médicos, para iniciar los trámites por la vía judicial.

AUDIO DEL PRESIDENTE DEL ILUSTRE COLEGIO DE MÉDICOS DE MELILLA

 


COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

mayo 30, 2022 ColegioNoticias
  • El INGESA aplica a estos médicos una merma retributiva de 1.183 euros brutos mensuales

  • En caso de no obtener respuesta, se optará por movilizaciones y no se descarta acudir a la vía judicial

Los colegios oficiales de médicos de Ceuta y Melilla han unido fuerzas para reclamar mejoras al Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA), avances de justicia que ya se aplican en otras autonomías españolas y cuya ausencia en las dos ciudades autónomas repercute negativamente sobre la atención sanitaria. Uno de ellos es la desigualdad salarial que sufren los facultativos que compaginan la sanidad pública con la privada, situación anacrónica e injusta, y que dificulta la contratación de especialistas o la retención de profesionales.

El escrito de protesta ha sido firmado por la totalidad de facultativos penalizados salarialmente por compaginar la actividad pública con la privada ejercientes en ambas ciudades autónomas: anestesistas, cardiólogos, cirujanos, dermatólogos, digestólogos, ginecólogos, neumólogos, oftalmólogos, oncólogos, otorrinolaringólogos, psiquiatras y traumatólogos, entre otros. Todos ellos han suscrito el mencionado documento.

La lucha de ambas entidades se remonta a dos años atrás y, en caso de seguir la inacción del INGESA, ha llegado el momento de tomar medidas más drásticas. En su momento ya se remitió un escrito para acabar con esta discriminación salarial al no percibir el complemento de exclusividad, perjuicio que sufren muchos médicos ceutíes y melillenses aún realizando el mismo trabajo, con la misma responsabilidad y dedicación.

Son muchas las autonomías que han acabado con este desequilibrio porque ha quedado demostrado que el complemento de exclusividad no ha supuesto ninguna mejora para la atención sanitaria ni una mayor disponibilidad de los médicos, dejando al INGESA, prácticamente, como el único servicio de salud en mantener esta práctica discriminatoria.  De hecho, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) también ha eliminado esta discriminación salarial, y son varios los facultativos de Ceuta y Melilla que han optado por marcharse definitivamente a Andalucía.

En Ceuta y Melilla es patente la dificultad existente para contratar especialistas, y esto provoca una situación deficitaria crónica en lo que se refiere a la media de médicos por habitante. Ambas ciudades deben ofrecer mejores condiciones laborales para atraer capital humano dada nuestra localización extrapeninsular. Y, sin embargo, se penaliza a aquellos que optan por la compatibilidad entre lo público y lo privado con una merma en sus salarios de 1.183 euros brutos mensuales.

El INGESA, a la hora de analizar esta petición, debería valorar el gran alivio que genera el ejercicio mixto, pues son muchos los mutualistas de ISFAS, MUFACE y MUGEJU que acuden a la privada y no sobrecargan la sanidad pública. Se estima que un 30 por ciento de los pacientes, alrededor de 20.000 usuarios por área, reciben asistencia privada y no de la Seguridad Social.

Entre Ceuta y Melilla tan sólo hay alrededor de 60 médicos de ejercicio mixto, por lo que acabar con esta discriminación no supondría una alteración de los presupuestos vigentes.

Esta justa reivindicación merece una respuesta inmediata tras dos años de espera. Por ello, ambos Colegios Médicos han procedido a registrar una nueva petición. En caso de no recibir respuesta en un mes, los facultativos afectados  firmantes anuncian que iniciarán un calendario de movilizaciones y medidas de protesta sin excluir la huelga. Y se pondrá el caso en manos de los abogados, tanto del Sindicato Médico como del Colegio Oficial de Médicos, para iniciar los trámites por la vía judicial.


COMUNICADO-OFICIAL-1200x600.png

mayo 20, 2022 ColegioNoticias
  • Este Colegio tampoco entiende la falta de diálogo o la inacción ante problemas evidentes que atañen a nuestros profesionales

El Sindicato Médico de Melilla (SMM) emitió en el día de ayer un comunicado para mostrar su malestar con la gestión de la directora general del INGESA, Belén Hernando, y su abandono a los profesionales de la ciudad autónoma desde hace meses. Desde el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla compartimos todas y cada una de sus reclamaciones.

En primer lugar, como bien denuncia el SMM, no entendemos esa falta de diálogo con aquellas entidades que representamos a los médicos de Melilla. Esa ausencia de comunicación es insólita e incomprensible. Entendemos, por lo tanto, que el Sindicato Médico abogue por emprender acciones legales contra su gestión y también consideramos que la mejor solución es que el Gobierno central la cese en sus funciones.

Hay problemas endémicos en nuestra sanidad que no se han atendido, a pesar de que se trasladaron al INGESA en marzo de 2021, y es evidente que no hay predisposición para solventarlos en breve. Los apuntaba ayer el Sindicato Médico y el ICOMME los subraya.

En Melilla, el abono de la guardia médica es el segundo más bajo de todas las autonomías españolas y, además, aquí se continúa penalizando económicamente a los facultativos que compatibilizan la sanidad pública con la privada. El INGESA no pone a nuestra disposición un programa de formación continuada con acreditación, se incumple la legislación de actividad continuada para mayores de 55 años…

La lista es extensa y la respuesta de la directora general es nula. Por eso, al igual que pide el Sindicato Médico de Melilla, solicitamos de una vez una solución.

 


pages-1200x675.png

enero 21, 2022 Noticias
  • La Facultad de Ciencias de la Salud de Melilla y el Colegio solicitaron esta denominación el pasado 14 de diciembre

  • El Instituto de Gestión Sanitaria la ha declinado argumentando que debe tener un nombre homogéneo con el hospital de Ceuta 

El pasado 14 de diciembre la Facultad de Ciencias de la Salud de Melilla y el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla remitieron un escrito al Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA) solicitando que el futuro hospital universitario de la ciudad autónoma rindiera homenaje en su nombre a Fidel Pagés, médico militar que cursó gran parte de su carrera en Melilla y que revolucionó la medicina del dolor con el descubrimiento de la anestesia epidural tras una dura batalla en el Barranco del Lobo. El INGESA, sin embargo, ha declinado esta propuesta.

El hecho de que este avance sea uno de los descubrimientos médicos más relevantes del siglo XX no ha sido argumento suficiente para autorizar este justo y merecido homenaje. El INGESA ha remitido su negativa respuesta a la Facultad de Ciencias de la Salud en los siguientes términos: “Teniendo en cuenta que el INGESA gestiona la asistencia sanitaria en las ciudades de Ceuta y Melilla, la denominación para el nuevo hospital de Melilla será ‘Hospital Universitario de Melilla’, homogénea con la denominación del hospital del INGESA en Ceuta, que es ‘Hospital Universitario de Ceuta’. Por lo expuesto, esta Dirección no considera oportuna la denominación propuesta del mencionado hospital”.

Desde el Colegio de Médicos no se entiende esta negativa ni se comparte el razonamiento de homogeneidad, puesto que, por ejemplo, no todos los hospitales de Castilla y León se llaman igual. “No entendemos lo simple de la respuesta y cómo no se han tenido en cuenta todas las consideraciones históricas y especiales de Fidel Pagés con la ciudad de Melilla y con la historia reciente de España (…). Es que no entendemos por qué tiene que llamarse igual que el de Ceuta”, manifiesta Justo Sancho-Miñano, presidente del ICOMME. 

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Melilla, de todas formas, trasladará su respuesta oficial a esta contestación del INGESA por la vía reglamentaria y oficial. 

VALORACIÓN JUSTO SANCHO-MIÑANO 


Lazo negro

En memoria de las víctimas de la COVID-19 en España



Ilustre Colegio Oficial de Médicos





Ciudad Autónoma de Melilla

Ilustre Colegio Oficial de Médicos






ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA 2020



ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE MÉDICOS DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA 2020